Análisis de las Meta Quest 2, también conocidas como Oculus Quest 2 — XRShop Ir a contenido
💫 CAMBIA TUS OCULUS QUEST 2 Y CONSIGUE LAS PICO NEO 3 LINK AL 70% 💫
💫 CAMBIA TUS OCULUS QUEST 2 Y CONSIGUE LAS PICO NEO 3 LINK AL 70% 💫
Análisis de las Meta Quest 2, también conocidas como Oculus Quest 2

Análisis de las Meta Quest 2, también conocidas como Oculus Quest 2

Sí vemos cascos de gama alta como las Pimax Vision 8K X o las HTC Vive Focus 3, ambos por más de 1.400 euros creerás que el mundo de la Realidad Virtual es muy caro, pero hay opciones más asequibles como la que trataremos en este blog: las Oculus Quest 2, unas gafas de realidad virtual standalone, que puedes conseguir a partir de 349 euros.

Dicho esto, vamos a ver cómo se comporta y qué nos ofrecen estas gafas de Realidad Virtual en este blog de Oculus Quest 2, ahora bajo el nombre de Meta Quest 2  

Características y especificaciones técnicas

PESO

503 gramos

TIPO DE PANEL

LCD

RESOLUCIÓN

1.920 x 1.832 por ojo

FRECUENCIA DE REFRESCO

90 Hz
Capada a 72 Hz

PROCESADOR

Snapdragon XR2

CONECTIVIDAD INALÁMBRICA

WiFi 6
Bluetooth 5.1

PUERTOS

USB tipo C

ALMACENAMIENTO

128 o 256 GB

SONIDO

3D

TRACKING

Cámaras internas

ELEMENTOS EN EL PAQUETE

Visor
2 x mandos
2 x pilas AA
1 x cable USB tipo C
1 x cargador
1 x adaptador para gafas

PRECIO

128 GB: 349 euros
256 GB: 457 euros

 
 

 

Diseño de las gafas

Empezando por el diseño, el botón de encendido ha cambiado de sitio respecto a otras versiones, situándose ahora en la zona derecha. En la parte inferior tenemos los botones de volumen en una posición cómoda y en la parte izquierda el puerto USB tipo C y el jack de auriculares. Aunque, el sonido con los altavoces integrados se escuchan bien, la experiencia gana mucho con unos auriculares.

El frontal es muy simple, minimalista y a la vez elegante. En las esquinas tenemos las cuatro cámaras de posición que ayudan al seguimiento o tracking y nos avise mediante una guía in game de que nos estamos saliendo.

 

Las Oculus Quest 2 están hechas de diferentes plásticos que, aunque no transmiten una sensación excesivamente premium como anteriores versiones con acabado de tela, se notan robustas y resistentes. Dicha característica es muy positiva e importante, ya que al ser standalone, piden a gritos ser transportadas para jugar en cualquier lugar, y con este acabado en plástico su limpieza es mucho más sencilla.

Aunque pueda parecer complicado, las Oculus Quest 2 han conseguido no dejar marcas ni generar incomodidad.

Para la zona interior lleva una cubierta de goma espuma suave y muy cómoda, que puede llegar a dar algo de calor cuando la usamos durante mucho tiempo. Las lentes, generosas en tamaño, se pueden mover tres posiciones para adaptarlas a la ubicación de nuestros ojos. Podemos adaptar estas tres posiciones dependiendo de nuestro IPD (distancia entre los ojos): la primera posición de las lentes es para IPDs de entre 58 y 62 mm, la segunda 63 y 67 mm y la tercera 68 y 73 mm, esta última pierde entre 5 y 10 grados de visión.

Como última cosa a destacar, Oculus (ahora Meta) ha tenido como detalle incluir un adaptador, que añade algunos milímetros de espacio para que podamos usar el casco con las gafas. Esto proporciona una mejor experiencia para la gente que utiliza gafas graduadas.

Encendido y funcionamiento 

Aclaradas las características más técnicas, seguimos con la parte de uso y funcionamiento. Para poner las gafas en marcha tenemos que usar la app Oculus, disponible para iOS y Android. Iniciar sesión, elegir el modelo de gafas que tenemos y seguir las instrucciones, fácil y sencillo. A priori, no es necesario usar el ordenador para nada, ya que las Oculus Quest 2, son standalone, es decir, no necesitan que las conectemos a un ordenador. No obstante, y si se desea, también se pueden conectar a un ordenador.

Le acompañan también una capacidad de almacenamiento interno de 128 GB o 256 GB. Este nos servirá para almacenar juegos en la memoria de las propias gafas, lo cual tiene sentido, ya que son standalone, y podremos jugar sin necesidad de un PC.

Primero analizaremos el rendimiento cuando las usamos de forma autónoma sin ningún tipo de lag o salto de frame. Los gráficos son de una calidad inferior a los que conseguiremos conectando las gafas al PC, obviamente dependerá mucho de cada juego, pero la experiencia sigue siendo muy buena.

Con estos visores hemos dado un salto en resolución notable, que se agradece dentro de los juegos. Los dos paneles LCD que tenemos en el interior ofrecen una calidad de imagen muy buena, con unos colores naturales

Añadir, también, que la distancia que han dejado entre las lentes, y la cantidad de píxeles con los que cuentan, es difícil distinguir los píxeles de los juegos. Por lo tanto, el trabajo que han hecho en cuanto al funcionamiento y desarrollo tecnológico de estos visores es muy buena y disfrutar de ellas es una sensación realmente diferente.

Como curiosidad, estas gafas nos permiten también ver películas y series en plataformas, como por ejemplo Netflix, seleccionandolo la Oculus Home.

A pesar de que las Oculus Quest 2 venían certificadas para 120 Hz, salieron al mercado con una tasa de refresco de 72 Hz, una de las desventajas de estos visores. Actualmente, ya podemos disfrutar de los 90 Hz a pesar de que las gafas sufren un poco al exigirles esta tasa de refresco.

En este sentido, cabe destacar que son suficientes para exprimir los juegos y conseguir esa inmersión que tanto gusta de la Realidad Virtual. El juego se mueve al mismo tiempo que nuestra cabeza y no hay retardo de ningún tipo, incluso en juegos con una calidad gráfica muy alta.

 


 

Artículo anterior Las nuevas gafas de Realidad Virtual Pico Neo 3 Link ya disponibles en pre-order
Artículo siguiente La nueva versión mejorada de HP Reverb G2 V2 ya disponible en XRshop

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos